[Videojuego] GRIS (Switch)

[Videojuego] GRIS (Switch)

En marzo del año pasado me hice con una Nintendo Switch de segunda mano. Mi idea era tener una consola que me parecía atractiva y poder hacer algún análisis en koi-nya. Así pude jugar a Dragon Quest Builders, al que le dediqué un amplio texto en la citada web. Por desgracia, tras Dragon Quest Builders no jugué mucho con la máquina. Mi novia y un amigo me regalaron Mario Kart 8 Deluxe, al que he jugado ocasionalmente con ella.

Precisamente mi novia decidió cortar mi sequía de juegos en Switch regalándome GRIS, el primer juego del estudio barcelonés Nomada Studio. Ella lo había jugado en Steam hacía un par de semanas y le encantó. ¿Qué mejor regalo para una persona especial?

GRIS es un juego cortito, de unas tres o cuatro horas de duración si no tenemos en cuenta los desafíos opcionales. La trama está protagonizada por una silenciosa muchacha que sufre un fuerte episodio depresivo. El mundo que la rodea es gris y anodino, pero gracias al jugador puede recuperar los colores. Desde mi punto de vista, los colores son las ganas de vivir o las habilidades y conocimientos que la hacen ser quien es.

La historia es una escalada desde el pozo más profundo hasta la cima de la estabilidad emocional. En el final la protagonista acepta que los pensamientos negativos están ahí; ella puede ser más fuerte y esforzarse en seguir adelante. Nosotros podemos hacerlo, porque la fórmula de protagonista silencioso nos convierte en los protagonistas del viaje.

Las habilidades de las que hablé en el anterior párrafo son el doble salto o la capacidad para convertir el vestido de la protagonista en un bloque que puede romper el suelo. Esas capacidades y varias más influyen en el desarrollo de los rompecabezas a los que nos enfrentamos. No son excesivamente difíciles, por lo que no se entorpece el fluir de la trama.

La belleza de un mundo gris

A pesar del buen gusto que demuestra el juego al tratar un tema tan sensible para tantas personas, lo que más destaca de GRIS es un maravilloso apartado artístico. Los escenarios combinan la belleza de las acuarelas con el minimalismo en las estructuras. Me recuerda a Child of Light, otro juego que destaca por la excelencia estética. No obstante, pienso que en GRIS el arte es incluso más importante dada la escala de la protagonista respecto a su entorno y el papel fundamental que tiene el color. Si además le añadimos que he jugado en Nintendo Switch, esta última idea es incluso más importante. En modo portátil el avatar puede llegar a ser demasiado pequeño. Si además estamos en una zona con mucha arquitectura, podemos perder de vista al personaje ocasionalmente. Aun así, jugar a GRIS en modo portátil sigue siendo una gozada.

El tercer pilar en el que se sustenta GRIS es su preciosa banda sonora, compuesta por la agrupación barcelonesa Berlinist. Independientemente de lo bien que funciona en el juego, esta BSO es perfecta para acompañarnos en cualquier momento: mientras estudiamos, trabajamos o simplemente queremos relajarnos un rato.

Si he conseguido llamar vuestra atención con el párrafo anterior, sabed que podéis disfrutar de su música en Spotify. Si os gusta podéis escuchar el álbum y los sencillos de Berlinist, también disponibles en la citada plataforma.

GRIS es, sin ninguna duda, uno de los juegos más bonitos y emotivos que he jugado. Es una experiencia cargada de una exquisita sensibilidad por el tema tratado. Aquellos que hemos sufrido un episodio depresivo en algún momento, podemos apreciar y aplaudir el esfuerzo de Nomada Studio; al menos ese ha sido mi caso. Para los demás jugadores puede suponer una gran forma de empezar a entender qué sucede en la mente de una persona que pasa por esta situación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.