¡Por fin he probado el crokinole!

Tablero crokinole

Hace un par de días jugué al crokinole. ¡Por fin! No recuerdo hace cuántos años lo descubrí. Tampoco caigo en cómo llegué a un vídeo de un campeonato de este juego. Sólo sé que me entraron muchísimas ganas de probarlo por mí mismo.

El crokinole es un juego de mesa para dos o cuatro personas basado en la destreza. El primer tablero se creo en la provincia canadiense de Ontario alrededor del año 1870.

El típico tablero de crokinole es un disco de algo más de medio metro de diámetro fabricado en madera. En el centro hay un agujero y tres anillos concéntricos lo rodean, teniendo el más cercano al agujero central ocho pequeños postes. El anillo exterior está dividido en cuatro porciones. El área de juego está rodeada por un espacio para colocar las fichas, generalmente de madera y forma redondeada, y una “pared” que evita que los discos salgan disparados. Seguridad ante todo.

El mecanismo del juego es más simple que el de un botijo. Los jugadores se sientan uno frente al otro y no pueden levantarse para ejecutar los movimientos. Alternativamente colocan sus discos (doce para cada uno) en la línea exterior de la porción de disco exterior que les corresponde y los lanzan golpeándolos con el dedo, con la intención de colarlos en el agujero central y sacar del tablero las fichas rivales, o al menos llevarlas a una zona que otorgue menos puntos. Para que os hagáis una idea, el primer lanzamiento suele tener como fin acertar en el hueco del centro. Siempre que el rival tenga un disco en el tablero, es nuestro deber impactar en su ficha si queremos que el lanzamiento sea valido. Si el rival no tiene discos en juego, lo importante es dejar los nuestros en el círculo delimitado por postes.

Domina el centro, domina el juego

Diagrama tablero crokinole

La puntuación se basa en los círculos del tablero. “Encestar” una pieza en el hueco central equivale a 20 puntos, mientras que dejarla en el primer círculo (el que está rodeado por postes) son 15 puntos. El segundo y el tercer círculo otorgan respectivamente 10 y 5 puntos. La meta de los jugadores es conseguir 100 puntos, para lo que se juegan varias mangas. Hay que señalar que los puntos de los jugadores se restan. Por ejemplo, si al final de una manga he conseguido 30 puntos y mi oponente 20, mi puntuación total asciende 10 puntos. Es una manera de que las partidas no se terminen en un abrir y cerrar de ojos.

Mi experiencia no pasó de un par de rondas, pero fue suficiente para que me enamorara del juego. Ejecuté lanzamientos desastrosos y otros que no estuvieron nada mal para ser mi primera vez. Si queréis probarlo acercaos a unas jornadas de juegos de mesa o a una tienda que organice torneos, porque el tablero más barato no baja de los 100-120 euros, algo normal si tenemos en cuenta que son piezas artesanas. El tablero en el que jugué está decorado con una ilustración de The Legend of Zelda: Skyward Sword y el fabricante ofrece una garantía de… ¡92 años! Vaya, que salvo que seas un cazurro tu tablero de crokinole te sobrevivirá.

Imagen del diagrama del tablero: Hilinski

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *